MONTERO, T. (10 de enero de 2021). <<Esperemos que la Navidad del 2021 la podamos celebrar sin mascarilla>>. La Voz de Galicia. Recuperado de www.lavozdegalicia.es 

"La falta de coordinación no ayuda a que la gente confíe en la vacuna"

El presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos, es optimista en cuanto a la confianza de la población en la vacuna contra el covid-19 y a la vez muy crítico con los claros problemas de coordinación que se han visto en estas primeras semanas.

-Dicen los expertos que la vacunación tiene que tomarse como una operación humanitaria o una operación de guerra. ¿Qué ha fallado?

-La logística con las vacunas de Pfizer y Moderna probablemente es complicada, sobre todo en cuanto al mantenimiento del frío, pero hay que ser conscientes de que el resto del proceso no lo es. Si la logística está organizada para llegar a los sitios de administración, el procedimiento es sencillo. De lo que hay que proveer es de personal de enfermería y tener un plan con las residencias. En los servicios de salud, en las comunidades o no sé dónde, creo que no hay esa coordinación, salvo en Asturias, que parece que ha funcionado bien.

 

-Galicia está por encima del 50 %

-El 50 % es una cifra buena porque significa que se ha usado la mitad de las dosis para la primera dosis y me parece perfecto, porque así garantizan que se administra la segunda a los 21 días, que es lo establecido en los ensayos de fase 3 y ahora de repente se quieren cambiar las pautas por urgencia respecto a lo que se ha estado trabajando hasta ahora. Y a mí eso no me gusta.

-¿Por qué?

-Ha sido por las urgencias sanitarias, para dar la primera dosis al mayor número de personas. Los datos que están publicados es que la vacuna de Pfizer a los 12 días protege, pero solo al 52 %. Si sabíamos que íbamos a tener la vacuna a finales de diciembre, todo diciembre deberíamos estar planificando y tener la maquinaria preparada para que esto hubiese ido rodado. Yo no sé en qué eslabón de la cadena ha fallado todo.

-Dice que no le gustan los cambios de criterio.

-No me gusta porque se ha probado en unas condiciones. De 21 días a 28 probablemente no haya diferencias, incluso a seis semanas, por la vida media que tienen los anticuerpos. Pero no hay que ir más allá, porque no está demostrado. Y ese 95 % de efectividad que tiene la vacuna después de la segunda dosis a los 21 días ya no la vamos a poder garantizar. Desde la inmunología siempre hemos sido cautos, decíamos que había que ver los datos. Los datos dicen que la segunda dosis tiene que administrarse a los 21 días. Eso es lo que vale, no vale ninguna otra cosa que no está demostrada. Vamos a ser científicos y vamos a usar los datos.

-Entiendo que el mismo razonamiento es válido para una reducción de la dosis.

-En el primer ensayo se utilizaron dosis de 25, 100 y 250 microgramos. Vieron seguridad y producción de anticuerpos y decidieron quedarse con la de cien. Ahora se habla de reducirlo a 50 microgramos. Eso no está probado. Probablemente haga lo mismo, pero es que no está demostrado. Si hay que optimizar, usa la de 25, que está testada, no la de 50.

-Hay un nada desdeñable porcentaje de la población que desconfía de la vacuna.

-Noticias como esta falta de coordinación no ayudan a que la gente confíe en la vacuna, y eso es un problema importante.

-¿Hay que contemplar hacerla obligatoria?

-No, no podemos hacerla obligatoria, igual que no se puede obligar a nadie a ponerse un tratamiento. Yo no iría por ahí. Yo creo que la gente se pondrá la vacuna y va a creer en ella, seguro.

-¿Cuál debería ser un buen ritmo de vacunación?

-Si de las que llegan se usan el 50 % y la otra mitad se guardan para la segunda dosis, podría estar perfecto. Están llegando muchas vacunas, el problema es que se queden en los congeladores sin usarse y que de repente se improvisen planes.

-Los plazos que maneja el Gobierno quizá no se cumplan.

-Yo lo veo imposible. Yo veo todo el 2021 vacunándonos. Imagínate cuando esto llegue a los centros de salud, a la mayoría de la población. ¿No va a haber descoordinaciones? Aparecerán más vacunas, tendremos más opciones y se irá mucho más rápido. Pero precisamente por tener una sola tendría que ser más sencillo diseñar la logística, y no se ha hecho.

-Ha habido ya varios brotes en residencias después de iniciar la vacunación.

-La primera dosis, como ya he dicho, protege al 52 %, a la mitad de la gente que lleva la primera dosis, y además a partir de los 12 días.

-El problema es si se relajan las medidas de protección.

-La vacuna no elimina el virus, sino que protege frente a la infección, es decir, potencia la respuesta inmunitaria para evitar la enfermedad, pero no elimina el virus. Así que la gente no tiene que relajarse con las medidas, aunque esté vacunada.

-Pueden contagiar.

-Exactamente. Pero cuando consigamos la inmunidad de grupo, el 70 % de la población tendrá esa respuesta inmunitaria, y si responde eficazmente, esperemos, el virus tendrá menos tiempo para actuar e infectar a ese 30 % no protegido.

-¿Es posible que no se haya comunicado todo lo bien que se debería?

-Hay que insistir. Hasta que no consigamos la inmunidad de grupo no vamos a estar libres de contaminarnos unos a otros. Aunque estemos vacunados. El 2021 es un año de vacuna y mascarilla. Esperemos que para la Navidad del año que viene podamos estar sin mascarilla.

-Avisaba de que una tercera ola iba a dificultar el proceso. Ya estamos ahí.

-Lo hemos visto en el Reino Unido, es el ejemplo. Empieza a tener unos indicadores muy altos y empieza a cambiar la pauta, a decir que menos dosis o solo dar una dosis… Ahí es donde se ve clarísimamente.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa


 banner 2020

 

      AMA-Seguros Abanca  WhatsApp Image 2019-11-12 at 10.50.31    

 

ANUNCIO DESCUENTO MÁSTER UEM page 0001