Ourense, 12 de mayo del 2020 |María Rúa se diplomó en Enfermería hace 9 años, con el firme objetivo de prestar los mejores cuidados a sus futuros pacientes. Desde el 2013 trabaja para el Sergas y actualmente, desarrolla su trabajo en el servicio de Urgencias del Hospital Público de Verín.

Con motivo del Día de la Enfermería hablamos con ella para que nos cuente cómo ve la profesión y los restos que tienen las nuevas generaciones a la hora de dedicarse a la profesión enfermera y ponerla en valor. 

Pregunta: ¿Qué es la Enfermería para ti? ¿Cómo entiendes tu profesión: como una profesional de los cuidados, como una profesional de la atención sanitaria más personalizada... ?

Respuesta: Considero que los cuidados son el pilar fundamental de nuestra profesión, con una evolución a lo largo de estos años que nos permite un desarrollo de la atención más encaminado a la educación para la salud y a una prevención primaria en el desarrollo de ciertas patologias.
Nuestro cometido en la actualidad debe encaminarse al cuidado de la sociedad como conjunto, sin descuidar nuestro ya importante papel en el cuidado individual.

P: Los profesionales de la Enfermería, al estar en contacto directo con el paciente y los familiares, ejercéis también un papel de atención psicológica, ¿crees que se reconoce esa labor o que se entiende como algo más que se supone que es vuestra tarea?

R: La sociedad ya da por hecho que nuestra profesión incluye la parte emocional y no se equivoca con ello, la falta de reconocimiento de esta función se da por parte del propio sistema, las cargas de pacientes superando el ratio hace que, muchas veces, nos veamos obligados a descuidar esta parte, ya que, las agendas de trabajo no nos dejan respiro.
Es una parte que provoca una frustración colectiva llegando a estar ‘quemados’ por ello. Nadie debería olvidar que nuestro trabajo es ayudar al paciente a que se encuentre en las mejores condiciones para volver a su estado de salud basal y para ello, tenemos que tener un ratio de pacientes compatibles con este hecho.

P: ¿Qué es lo más emocionante de hacer tu trabajo? ¿Qué es lo que más te impulsa a seguir a pesar de las dificultades?

R: El hecho de poder conseguir que una persona recobre, en la medida de lo posible, su estado de salud y pueda llevar una vida agradable, es lo que hace que se te olvide todo lo demás: cubre el cansancio, las condiciones laborales precarias y cualquier frustración personal de los dias malos.
A pesar de luchar por lo que creemos, nos corresponde al entrar en nuestro puesto de trabajo, toda nuestra energía se centra en nuestros pacientes, en mi caso personal no lo considero un trabajo.

P: ¿Cómo se puede dar más protagonismo a las/os profesionales de la Enfermería en nuestro sistema sanitario? ¿En qué tareas o campos crees que podríais participar más activamente? ¿Qué es lo que le falta a la profesión?

R: Volviendo a reiterarme en lo contestado en preguntas anteriores, creo que el papel de la Enfermería debería reforzarse en la prevención primaria, es algo que se conseguiría dandonos visibilidad en los colegios, no solo para poner vacunas, sino para educar a la población en hábitos saludables.
Con la creación protocolizada de talleres para personas con patologías crónicas y dándonos más autonomía en ciertos ámbitos sanitarios, como agendas de seguimiento en pacientes tipo crónicos, paliativos...

P: ¿Crees que todavía existe la imagen de la/el enfermera/o supeditada/o al médico, que no ejerce su profesión con independencia?

R: Es un estigma que todavía cargaremos durante algún tiempo más, sobretodo por el hecho de que todavía hay sectores de la profesión que no saben de su valía. Tenemos que hacer un ejercicio de autovaloración y ver que somos un equipo al mismo nivel y que nuestra colaboración y conocimientos son una parte fundamental, no inferior a la de los facultativos. La evolución de la Enfermería nos ha llevado a tener nuestro propio criterio equiparable al del criterio médico,nos necesitamos mutuamente.

P: ¿Crees que la profesión tiene el reconocimiento que se merece por parte de los pacientes?

R: No puedo decir rotundamente que los pacientes no nos tienen en consideración, pero sí que es verdad que no al nivel de otras ramas sanitarias (facultativos,fisioterapeutas,psicólogos) y en eso debemos entonar el ‘Mea Culpa’. Como ya dije antes, nosotros mismos no nos damos valor, así que no podemos exigir ese valor por parte de la población. Tengo la esperanza de que las nuevas generaciones seamos capaces de colocar a la Enfermería en el lugar que le corresponde.

P: La crisis sanitaria del coronavirus ha puesto a prueba vuestra dedicación y compromiso con la profesión, ¿qué retos ha supuesto a la hora de ejercer vuestro trabajo?

R: Nunca hemos dejado de tener ese compromiso y dedicación, la Enfermería es un sector que da el 200%. La diferencia es que, esta vez, se ha hecho visible a la población.
El mayor reto para mí ha sido que por primera vez, nos han hecho elegir entre nuestra profesión y nuestras familias. Hemos tenido que anteponer las necesidades de nuestros pacientes a las nuestras propias.

P: ¿Va a dejar cambios en vuestras rutinas, en la forma que ejercéis día a día?

R: Es inevitable que una situación como la que estamos pasando no deje huella en nuestro día a día, más que en el trato con el paciente, en el trato también entre profesionales en las zonas comunes o el uso de distintos instrumentos (fonendos, tensiómetros, pulsioxímetros) entre pacientes.

P: ¿Qué opinión te merece el reconocimiento a vuestra labor en estos momentos de crisis sanitaria? ¿Es algo que debería estar presente siempre o piensas que es lógico que capte más atención ahora?

R: No realizamos nuestro trabajo en busca de reconocimiento, pero no esta mal que la sociedad vea un poco la importancia de nuestra labor. Con esta crisis sanitaria queda patente que en España contamos con un equipo humano inmejorable, pero a nivel gestión, deja bastante que desear.
Para los sanitarios no es nada nuevo ver la falta de recursos y medios humanos en nuestro día a día con los recortes sufridos últimos años y la derivación de recursos hacia la sanidad privada.
En el comarcal todavía no nos habíamos recuperado del problema vivido durante meses con el cierre del paritorio y ausencia de pediatra. Sabíamos que, como en aquel momento, los únicos que salvaríamos la situación seríamos los propios trabajadores y el compromiso de la población, ya que, sabemos que no podemos contar con la Administración.

P: ¿Qué le dirías a una persona que se está planteando dedicarse a la Enfermería?

R: Le diría que no es una profesión para elegir sin más, es una vocación, un estilo de vida y una forma de ver el mundo totalmente diferente a otras profesiones.

P: Este 2020 había sido declarado como el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, ¿qué mejoras o acciones cabría esperar de las distintas Administraciones en una ocasión así?

R: La pandemia puso de manifiesto que por mucho que nosotros rememos a favor de obra, sin un apoyo real de la Administración no podremos mantener una Sanidad de calidad y universal. Es necesario que las autoridades pertinentes tomen conciencia de que la Sanidad no es algo con lo que se pueda comerciar o de la que se pueda prescindir.

P: Al final de tu turno, cuando te vas a casa, ¿con qué te quedas?

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa