Imprimir

Santiago, 24 de agosto del 2020 | La Asociación Galega de Enfermaría Familiar e Comunitaria (AGEFEC) ha solicitado una dotación extraordinaria de enfermeras para reforzar la Atención Primaria a la Consellería de Sanidade. Las razones esgrimidas son la inminente campaña de vacunación antigripal en la que este año exige superar significativamente la tasa de vacunados, el incremento de vacunación en el domicilio de los pacientes y captar a la vez al núcleo familiar, como también evitar aglomeraciones en los centros de salud.

Por otro lado, el incremento y agravamiento de la situación epidemiológica de la Covid-19, que ya es perceptible en la carga de trabajo de los profesionales de Atención Primaria, junto al previsible incremento en otoño e invierno, requiere también mantener esa dotación extraordinaria de enfermeras en Atención Primaria. Dende AGEFEC  se considera que non se puede asumir de nuevo interrumpir el seguimiento de los pacientes con enfermedades crónicas, ya que es más necesario que nunca apostar por el fortalecimiento de los cuidados y autocuidados de la población.


En la misiva enviada al Conselleiro, la sociedad científica enfermera de Atención Primaria reclama mayor coordinación con los servicios de salud pública, abogan por una integración funcional de forma similar a lo que sucede con la Atención Hospitalaria, para proveer una respuesta eficiente del sistema sanitario frente a la pandemia mundial.


AGEFEC también considera imprescindible en lo que atañe a materia de recursos humanos,  la urgente estabilización en los cuadros de personal de los centros de salud de enfermeras/os especialistas en Familia e Comunitaria, ya que a día de hoy, existe un número significativo de estes profesionales altamente cualificados que son destinados por el sistema a funciones hospitalarias, despreciando su formación y lo invertido en ellos por el sistema sanitario público a la hora de situarlos y sacarles partido en el ámbito da su especialida, que es la Atención Primaria.


La sociedad científica reclamó la necesaria habilitación de la prescrición enfermera para disponer de una herramienta más en la Atención Primaria para poder afrontar los duros meses que se aproximan.


Por último, desde la Asociación Galega de Enfermaría Familiar e Comunitaria, quieren hacer un llamamiento a la responsabilidad social de la población. Se aproximan meses duros y es más necesario que nunca que los cidadanos sigan las recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias en materia de uso apropiado de la mascarilla, distancia social, reducir el aforo de reuniones y encuentros, evitar fumar en espacios públicos e higiene de manos. Solo con la implicación de todos es posible superar esta crisis sanitaria.

 

El comunicado completo, aquí.