Donar sangre equivale a donar vida. Las transfusiones son necesarias para el tratamiento de determinadas enfermedades pero también para salvar vidas en situaciones de extrema gravedad.

MARTALa enfermera Marta Corbella que ha trabajado en el punto fijo de la Agencia de Donación de Órganos y Sangre (ADOS) en Ourense y en las unidades móviles o autobuses que recorren la provincia nos habla de la importancia de la donación. También profundiza en aspectos como las funciones de un profesional en este ámbito, los requisitos mínimos que debe cumplir el donante o las medidas a poner en marcha para fomentar y promover la donación de sangre.

Dónde se puede donar sangre es una de las preguntas más recurrentes entre la población. Existen dos alternativas: el punto fijo situado en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) o bien los autobuses que se desplazan a lo largo de toda la provincia de Ourense.

En el autobús se realiza la donación de “sangre completa” o “sangre total”. Es decir, la extracción de sangre con todos sus componentes, tal como fluye por nuestras venas. El procedimiento dura unos 15 minutos.

Mientras que en el punto fijo además de la donación de “sangre total” se puede optar por la donación por aféresis. Mediante este método se separa la sangre en plaquetas, plasma y hematíes. El procedimiento dura entre 45 y 60 minutos y se recoge más cantidad de sangre, lo cual beneficia al paciente que recibe más sangre de un mismo donante. “Para donar por aféresis es necesario haber donado sangre con anterioridad y pedir cita”, explica Marta Corbella.

El proceso de donación se divide en varias fases:

ANTES DE LA DONACIÓN: Cuando llega el donante al autobús, “el médico le realiza una entrevista exhaustiva para determinar que puede hacerlo sin riesgo para su salud y la de los receptores de la transfusión”, explica Marta Corbella.

En este punto el donante deberá cumplimentar un cuestionario médico y, para ello, es muy importante que sea totalmente sincero. También incluye un reconocimiento basado en la consulta de peso, la toma de la presión arterial y el pulso y un pequeño análisis de sangre, con el fin de descartar anemia.

“Existe un libro muy completo de exclusiones porque, como es lógico, sólo se aceptan como donantes a aquellas personas que presenten un buen estado de salud”, explica la enfermera.

Existen plazos de tiempo que deben transcurrir entre cada donación. En el caso de las mujeres cada cuatro meses y en el de los hombres cada tres.

DURANTE LA EXTRACCIÓN: Una vez que el donante cumple todos los requisitos se pasa a la camilla del autobús. En este punto, las enfermeras tienen que estar muy atentas al donante y a cómo reacciona. “Les recordamos que no se puede comer durante la donación ni masticar chicle porque en caso de que sufran una bajada de tensión o un desmayo podrían atragantarse. Sin embargo, sí se les aconseja que beban y, por este motivo, se les ofrece bebida durante la extracción”, explica Marta Corbella.

Las enfermeras y auxiliares de enfermería se encargan de preparar las bolsas para el donante y de identificarlas con su código correspondiente. A continuación, desinfectan la zona y pinchan.

“Durante la extracción le vamos dando las diferentes recomendaciones post-transfusión: no pueden hacer ejercicio durante ese día, tienen que beber mucho líquido, no fumar y estar relajaditos a lo largo de la jornada”, manifiesta Marta Corbella.

DESPUÉS DE LA DONACIÓN: Una vez finalizada la extracción el donante debe reposar unos minutos y tomar líquidos. “En la parte delantera del autobús el conductor le ofrece un refrigerio, a continuación se le entrega un objeto y se les da las gracias por su donación”, detalla la enfermera.

¿QUIÉN PUEDE?

Para ser donante hay que tener entre 18 y 65 años. “No obstante, los mayores de 65 que hayan sido donantes pueden seguir haciéndolo si cuentan con un certificado médico que acredite que están sanos y que se debe renovar cada dos años hasta los 70 años como máximo”, explica.

Además debe pesar más de 50 kilogramos y tener un buen estado de salud.

¿CÓMO ANIMAR A DONAR SANGRE?

Marta Corbella lo tiene claro: “Debemos pensar que con un simple pinchacito se puede ayudar a muchos pacientes que realmente lo necesitan”. La sangre de las donaciones se destina al tratamiento de muchas enfermedades y ante accidentes o hemorragias, entre otras.

Colegiación On-Line

Presentación de la documentación para la colegiación

Consultas

Realiza tus consultas de forma más rápida a través de la web

Trabajo

Consulta las ofertas de trabajo que llegan a nuestra oficina en un solo clic

Formación

Comprueba qué cursos están disponibles con su información completa