Amenazan de muerte y golpean a una enfermera por pedir que desalojasen un habitación del hospital con más de 20 personas

GREGORIS, Á. M. (14 de septiembre de 2021). Amenazan de muerte y golpean a una enfermera por pedir que desalojasen un habitación del hospital con más de 20 personas. Diario Enfermero. Recuperado de www.diarioenfermero.es

“Prepárate para cuando salgas porque te voy a esperar y te voy a matar”. Estas son las palabras que la mujer de un paciente gritó a una enfermera en un hospital privado de Murcia tras propinarle varios golpes en la cara, tirándole las gafas al suelo. Así se recoge en la denuncia a la que ha accedido El Español y que constata unos hechos que sucedieron el pasado sábado.

Según lo que explican los afectados, más de veinte personas se encontraban en la habitación del hotel, “perturbando el silencio del centro”. En un primer momento, un enfermero acudió para pedir que saliesen de la habitación porque incumplían el protocolo COVID de sólo un visitante por paciente. Ante esta petición, le espetaron que ellos habían pagado y hacían lo que querían.

Tras ver su respuesta, informó a la enfermera coordinadora, que acudió con otras dos compañeras a la habitación 224 para volver a pedir que se marchasen. Tal y como explica la noticia del medio digital, se negaron y el paciente “le manifiesta que le va a dar un puñetazo, haciendo el gesto con la mano y empujándola contra la pared”.

La Policía Nacional ha abierto una investigación para conocer todos los hechos. Según consta en la denuncia, la víctima recibió, supuestamente, cuatro golpes en la cara, sufrió arañazos y tuvo que aguantar amenazas de muerte. “Si llega a mover un pelo la matan porque toda la gente de la habitación se abalanzó hacia ella hasta que unos familiares sujetaron a la esposa del paciente”, explica un testigo de los hechos.

A la espera de que se conozcan a fondo los acontecimientos, El Español subraya que los implicados forman parte del “clan de La loles”, conocido en la provincia por tráfico de drogas. En este sentido, la Policía ya tiene identificados a los sospechosos y el paciente ya cuenta con antecedentes penales. De momento, según ha podido saber el periódico digital, la enfermera está de baja por ansiedad y tiene miedo de regresar al hospital porque el paciente debe acudir a hacerse unas pruebas.

Lo sucedido pone de manifiesto una situación que afecta a muchísimos profesionales, que deben enfrentarse a agresiones y malas contestaciones por parte de pacientes y familiares. Una lacra contra la que hay que luchar y a la que hay que hacer frente. “No podemos consentir que una compañera, en este caso enfermera, pero también médicos, auxiliares, celadores… sufra una agresión de semejantes características. Las administraciones y las autoridades no pueden dejar sin castigo estas situaciones, una lacra que, lejos de disminuir, aumenta día tras día. Es imprescindible que se tomen medidas para que casos como el que nos cuentan del hospital de Murcia no vuelvan a repetirse. Desde aquí mando todo mi apoyo a la víctima y le ofrezco nuestra ayuda a nivel psicológico y jurídico para cualquier necesidad que pueda surgir”, apunta Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.


Imprimir