"Debemos intentar encontrar un punto de equilibrio entre la mente y el cuerpo para que de esta forma podamos autorregular el impacto psicológico y emocional que nos suponen las diferentes contrariedades del día a día"