"Invertir en matronas es invertir en salud sexual y reproductiva"

 

colegio oficial enfermeria ourense dia matrona

 

Ourense, jueves 5 de mayo de 2022.- Hace 100 años se creaba la Confederación Internacional de Matronas, una organización que ha ido creciendo hasta representar, en la actualidad, a 140 asociaciones de matronas de más de un centenar de países. También este 5 de mayo se cumplen 30 años de la celebración del primer Día Internacional de la Matrona, declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para reconocer el trabajo que estas profesionales desarrollan en favor de la salud de las mujeres durante en embarazo y posparto. 

Pero la realidad es que en estas tres décadas la profesión ha evolucionado significativamente y sus competencias se han ampliado: en la actualidad, son las profesionales de referencia de las mujeres desde la menarquia (primera regla) hasta el climaterio (etapa de cambios que experimenta la mujer antes, durante y después de la menopausia). “El trabajo de la matrona antes se veía relegado exclusivamente al paritorio, pero se ha extendido y ya se nos tiene en cuenta en un espacio tan importante como es la Atención Primaria, donde cuidamos de la salud sexual y reproductiva de las mujeres durante todo el ciclo de su vida sexual y reproductiva”, explica Begoña Pérez, matrona en el Hospital Comarcal de Verín y miembro de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Enfermería de Ourense.begona perez

Sin embargo, el escaso debate social sobre la salud sexual de la mujer en cada una de sus etapas vitales provoca un gran desconocimiento acerca de las competencias adquiridas por parte de estas profesionales. “Debemos seguir visibilizando el trabajo de las matronas porque muchas mujeres no saben que pueden acudir a nosotras para consultar una sequedad vaginal, sintomatología climatérica o información sobre métodos anticonceptivos, y no solo relegarnos al parto, embarazo y puerperio”, asegura la matrona ourensana.

Si bien la inclusión de las matronas en los servicios de Atención Primaria ha supuesto un avance significativo, la mayoría de estas profesionales se encuentran en el ámbito hospitalario, por lo que se genera una importante desigualdad en la accesibilidad asistencial de las mujeres que residen en las ciudades y aquellas que lo hacen en el rural.  En Ourense la situación es especialmente delicada ya que, como cuenta Begoña Pérez, “tan solo hay 13 matronas en Atención Primaria, la peor cifra de toda Galicia, y la mayoría de estas matronas están en centros de salud de la ciudad”. Las cifras no responden a la necesidad de la población femenina rural, más envejecida y que cada vez demanda más los cuidados de las matronas. “En las consultas de Atención Primaria las mujeres que no están en edad reproductiva ya representan el 30-40% de la demanda y ellas también merecen una adecuada atención”, defiende la matrona.

Es una cifra significativa si tenemos en cuenta que la menopausia es una de las etapas en la vida de la salud sexual de la mujer que tradicionalmente ha sido sometida a un mutismo absoluto. “Creo que se presta más atención a las mujeres cuando están en edad reproductiva y, cuando dejan de estarlo, es como si desaparecieran”, explica Begoña Pérez. La clave está en la visibilización: “Tenemos que transmitir que el climaterio es otra etapa vital para las mujeres, y abordar el tema con naturalidad nos ayudará a vivir ese momento con una mayor plenitud y de una manera más saludable”, y las matronas son esenciales para que así sea: “Hay mujeres que tienen más sintomatología que otras, pero hay muchas cosas que podemos hacer para que se sientan mejor. Por eso tenemos consultas individuales para valorar cada caso y elaborar un programa específico para cada mujer. Desde la inclusión de nuestras profesionales en Atención Primaria, algunas matronas han optado por crear grupos de mujeres climatéricas para realizar actividades de forma conjunta y compartir inquietudes, algo que realmente les ayuda”, cuenta la matrona.

La menstruación o la menopausia son procesos naturales que todas las mujeres vivirán en un momento de su vida, por eso es importante traerlos a la palestra para reafirmar su naturalidad. Las mujeres que eligen ser madres también deben abordar desde esta perspectiva el embarazo: “Tenemos que hablar más de los procesos que vivimos las mujeres, explicarle a las niñas qué es la regla, por qué sucede y cómo un estilo de vida saludable es fundamental para aliviar la sintomatología menstrual. También debemos normalizar la gestación, un proceso que es normal en la grandísima mayoría de los partos, como lo es el parto o el puerperio. La educación para la salud es uno de los pilares fundamentales en nuestra actividad. Tratar estos temas y comprender la fisiología propia que tenemos las mujeres nos ayudará a vivir estos momentos como lo que son: algo natural”, argumenta Begoña Pérez.

El duelo gestacional, otro tema silenciado

La poca visibilidad que existe acerca de procesos naturales que afectan a las mujeres provoca que en muchos más casos en lugar de vivirlos como un momento normal de sus vidas, se hable de enfrentarse a ellos como si de una lucha se tratase. Este ocultamiento de realidades tan presentes como la menopausia provoca que una vez llega el momento de vivirlas, la salud mental de estas mujeres pueda verse seriamente afectada.

La menopausia no es un caso aislado de cuestiones femeninas históricamente silenciadas. Este miércoles se celebró otro importante día de la salud de las mujeres, el Día Mundial de la Salud Mental Materna. Hace unas semanas se conocía el fallecimiento, durante el parto, de uno de los mellizos que una famosa pareja estaba esperando y en ese momento fueron varios los medios de comunicación que abordaron la cuestión de la muerte perinatal y el duelo que conlleva. Se denomina así al fallecimiento que sucede entre la semana 22 de gestación y los primeros 28 días de vida del recién nacido. “La atención que se presta en ese momento va a hacer que a posteriori esas personas puedan superar ese desconsuelo y desarrollar un duelo fisiológico en lugar de uno patológico. Las matronas tenemos un papel muy importante en estos procesos, en las consultas posparto y los seguimientos específicos que realizamos a estas mujeres para ayudarlas a superar la pérdida. Son temas que se han ocultado y parece que apenas ocurren y debemos hablar de ello porque hay un porcentaje de mujeres que lo van a vivir y porque las matronas también tenemos que estar preparadas para acompañar en esos procesos tan complicados”.

Las matronas han desarrollado la profesión y cada vez asumen más competencias. Hasta hace poco todavía denominadas parteras, hay países en los que todavía es así, han alcanzado los retos que se han ido proponiendo las diferentes generaciones de profesionales. ¿Cuáles son los siguientes desafíos? Begoña Pérez responde: “Las matronas tenemos que seguir reclamando las competencias que nos corresponden, tanto en Atención Primaria como en Especializada. Nuestro lugar no solo está en los paritorios, sino también en las plantas de puerperio y de posparto, para incrementar el nivel de cuidados que estas mujeres necesitan e incluso mejorar así las tasas de lactancia materna. El reto más importante es hacer ver a las administraciones que invertir en matronas es invertir en salud sexual y reproductiva”.


Imprimir