Manso: "La sociedad de la espalda a las víctimas de trata"

Principal Visto: 124

El sector sanitario es clave para detectar a las víctimas de trata, sobre todo mujeres de Latinoamérica, Europa del Este y África que se han visto forzadas a salir de su país, captadas por mafias y grupos organizados, bajo promesas de una vida mejor, para ejercer la prostitución. Y en este campo, los profesionales de la enfermería tienen mucho que decir, tal como recordó ayer la fiscal de Extrajería, Pilar Manso, en un curso pionero que imparte en el Colegio de Enfermería de Ourense durante tres días. Estos profesionales son, en muchas ocasiones, los primeros en tener contacto con las víctimas cuando acuden por problemas médicos a un centro de salud o un hospital.

La fiscal aseguró que uno de los grandes problemas de las víctimas atrapadas en redes de trata de seres humanos es que, “aunque todos somos conocedores de esa situación, la sociedad no las quiere ver y les da la espalda”.
La inclusión de la enfermería en la detección de víctimas de trata es una reivindicación de las profesionales tanto a nivel internacional como nacional. El Consejo General de Enfermería ha pedido al gobierno un plan de acción que incluya programas de formación específicos para enfermeras en los que se les den las claves para poder indicar que una persona está siendo víctima de trata.

“No es cierto que las personas que ejercen la prostitución lo hagan como una elección libre. Muchas se ven forzadas a hacerlo porque forman parte de familias de 8 o 10 miembros donde se las ve como una fuente más de ingresos”, asegura Manso.

Imprimir